El jengible es uno de los remedios caseros para las arrugas más efectivo

¿Pensaste que solamente el jengibre podía usarse para las preparaciones en la cocina? Pues estabas equivocado. Éste elemento tan asociado a las comidas nos puede ayudar a sacar de nuestro rostro las imperfecciones provenientes por el paso del tiempo o por el solo hecho de padecer el estrés diario. 

Con el uso del jengibre dentro de los remedios caseros para las arrugas, te encontrarás con una fabulosa herramienta para combatirlas y beneficiar el aspecto de tu cara. El jengibre da un sabor muy especial a muchos platos, pero también puede cambiar tu fisonomía. Existe una receta para ello que debes conocer: 

– Un pequeño puñado de jengibre en polvo (o rallar uno fresco)

– Miel (una cucharada)

¿Cómo se prepara? Lograr una especie de pasta suavizada entre la miel y el jengibre mezclados entre sí. Extiende lo formado por todo el rostro, como si fuera una máscara facial. Está claro que debes limpiar correctamente tu cara para que esto resulte bien. Por 10 o 15 minutos debes dejarlo aplicado y luego retirarlo con agua tibia. El jengibre tiene una gran cantidad de antioxidantes que a su vez evitarán que la piel pierda firmeza y pueda lucir suave, fresca y libre de arrugas que tanto suelen avergonzarnos en la vida social.